Las principales causas y síntomas de protrusión del acetábulo

La protrusión del acetábulo es una patología que se caracteriza por su considerable profundización en la cavidad pélvica, combinada con la entrada profunda de la cabeza del fémur en ella.

Como resultado de tales cambios, se observa un estrechamiento de la brecha entre el acetábulo y la cabeza femoral, lo que lleva a una colisión de sus superficies durante el movimiento.

Por un trauma permanente, los bordes del acetábulo están dañados. La situación se ve agravada por un aumento en su profundidad. En la mayoría de los casos, esta patología conduce a la interrupción del movimiento y la discapacidad.

Variedades

Dependiendo de la etiología, esta enfermedad se divide en protrusiones primarias y secundarias.

Primario

La protrusión primaria del acetábulo ocurre como resultado de la alteración de las glándulas endocrinas durante la reconstrucción hormonal del cuerpo en adolescentes.

Durante el crecimiento intensivo del fémur, la formación del acetábulo puede retrasarse. Debido a esto, se vuelve menos duradero y cambia su posición anatómica correcta.

Secundario

La protrusión secundaria del acetábulo en niños y adultos se forma después de un traumatismo o fractura del hueso anónimo (pélvico). Al mismo tiempo, procede paso a paso:

  • indentación de la cabeza del fémur en la cavidad articular;
  • formación de fragmentos óseos que sobresalen en la cavidad pélvica;
  • desplazamiento de la cavidad en la región pélvica.

En los adultos, esta patología puede ser debido a la artritis, las enfermedades infecciosas, inflamación, osteoporosis y otros cambios relacionados con la edad asociados con el adelgazamiento del hueso y deformidades de las articulaciones.

Los médicos han observado que una causa frecuente de enfermedad se describe coque infecciosa que conduce además a artrosis deformante.

Casos y relación inversa cuando múltiples microtraumas conjuntos conducen a la artrosis deformante, acompañados de articulación saliente.

expertos también producen saliente falsa acetabular, los síntomas de los cuales son similares a la enfermedad real. Tal estado surge como resultado de la formación de crecimientos (osteofitos).

Y aunque durante el estudio puede dar la impresión de que la cabeza del fémur está fuertemente inmerso en el acetábulo, el espesor de la parte inferior se mantiene sin cambios. Esto solo puede ser aclarado por un médico experimentado al evaluar los resultados de una radiografía.

Sintomatología de la enfermedad

A pesar de que con diferentes lesiones de la articulación de la cadera el cuadro clínico puede ser similar, se identifican varios síntomas principales que indican el desarrollo de la protrusión del acetábulo.

Dolor

El primer síntoma que debería servir como motivo para llamar al médico es dolor en la ingle, las nalgas, la parte baja de la espalda, el muslo delantero o estrictamente en el área de la articulación afectada.

En la primera etapa de la enfermedad, el dolor es de naturaleza periódica y ocurre después de una carga mayor o una caminata larga.

Puede aumentar con la retracción de la extremidad hacia atrás y hacia un lado, curvas cerradas o giros del tronco.

A medida que se desarrolla la patología y el desplazamiento de la articulación, las sensaciones dolorosas aumentan y se vuelven permanentes.

En un estado de calma, pueden disminuir un poco, pero al comienzo del movimiento continúan con la misma fuerza. Si la protrusión se complica por artrosis o sinovitis, entonces los dolores nocturnos se registran en los pacientes.

Limitación de movilidad

El segundo síntoma es la rigidez de los movimientos. Al comienzo del desarrollo de la enfermedad en los pacientes hay una restricción breve de los movimientos de las extremidades y la motilidad pélvica después de un estado de reposo.

Poco a poco, este síntoma crece, se vuelve difícil para una persona inclinarse, cambios en la marcha, aparece cojo.

En la última etapa, se desarrolla la anquilosis, lo que hace que la articulación sea absolutamente inmóvil, lo que lleva a la discapacidad. También puede haber un acortamiento de la extremidad.

Medidas de diagnóstico

El médico solo puede realizar un diagnóstico preciso después de los siguientes estudios:

  • recopilación de datos sobre la presencia de lesiones, patologías congénitas del sistema óseo, enfermedades infecciosas, dietas largas precedidas por el inicio del dolor;
  • examen y palpación del área afectada;
  • prueba de sangre clínica;
  • radiografía.

En algunos casos, un experto también puede designar un ultrasonido.

Además de un diagnóstico preciso, el médico también determina el grado de daño articular, ya que esto determina el propósito del tratamiento posterior.

Cómo tratar una patología

La etapa inicial de protrusión acetabular en adolescentes se puede corregir con un tratamiento conservador, que incluye:

  • fisioterapia;
  • ejercicios físicos especiales;
  • tracción;
  • una cierta dieta.

El complejo de ejercicios de fisioterapia es desarrollado por el médico individualmente para cada paciente, teniendo en cuenta sus datos anatómicos y físicos. Los buenos resultados son dados por la terapia manual, siempre que sea realizada por un especialista altamente calificado.

En pacientes adultos, el principal método de tratamiento es la intervención quirúrgica. Hay varias formas de realizar una operación para eliminar la patología descrita. Estos incluyen:

  • artroplastia;
  • endoprosthetics;
  • resección de la cabeza o el cuello del fémur;
  • osteotomía del fémur.

Sin embargo, ninguno de ellos garantiza una recuperación completa, especialmente si el curso de la enfermedad se agrava:

  • sobrepeso;
  • cambios relacionados con la edad en el tejido óseo y articular;
  • disminución del tono muscular;
  • ingesta insuficiente o asimilación de calcio, fósforo y otros microelementos involucrados en la formación de los huesos.

Más recientemente, los médicos han desarrollado un método de tratamiento, en el que se inserta un injerto osteoarticular en el acetábulo. Este método en la mayoría de los casos da un resultado positivo y conduce a una restauración completa de la función de la articulación.

Mira el video: Ya no se nesecita del reemplazo de la cadera para la artrosis de la misma (Coxartrosis). (Febrero 2020).

Loading...