Tratamiento de la hernia lumbar por intervención quirúrgica

El tratamiento quirúrgico de la columna lumbar es un método radical para resolver el problema, que se usa solo en casos raros.

Esto significa que, a pesar del tratamiento, el síndrome de dolor no se elimina o aparecen disfunciones persistentes de los órganos internos. Pero debe tenerse en cuenta que la operación puede conducir a consecuencias negativas, de las cuales la recurrencia de la hernia no es la más peligrosa.

Tipos de tratamiento quirúrgico

Microdiscectomía endoscópica

Extracción o extracción del disco afectado por medio de un endoscopio con un diámetro de 4 mm. La esencia del método: a través de una incisión de medio centímetro, el instrumento se inserta en la columna: el cirujano supervisa el proceso en el monitor.

Luego, con la ayuda de un endoscopio, el médico retira la protrusión y todo lo que queda del disco intervertebral.

La microdiscectomía se realiza bajo anestesia local. Al final del proceso, la sección operada de la región lumbar se puede tratar con láser, lo que acelera la recuperación.

Esta operación se recomienda, en particular, con hernia secuestrada, es decir, si se viola la integridad del anillo fibroso y el núcleo pulposo cae dentro del canal espinal.Nucleoplastia, prótesis o restauración láser del disco también es posible.

Nucleoplastia

Este tipo de procedimiento mínimamente invasivo también se llama discectomía percutánea o cirugía de plasma frío.

Su objetivo es reducir la protrusión herniaria y se realiza solo con un tamaño de protuberancia de no más de 5 mm y solo si el anillo fibroso alrededor del disco no se rompe.

Una aguja delgada lleva al centro del disco intervertebral un dispositivo especial que genera plasma de muy baja temperatura.

El objetivo del cirujano es eliminar parcialmente el núcleo pulposo en el disco con la ayuda de plasma frío, que de alguna manera descarga el disco (descompresión). La operación dura aproximadamente media hora.

Vaporización láser

En una etapa temprana del desarrollo de la hernia intervertebral, el líquido se puede evaporar del disco con la ayuda de la radiación láser. La vaporización (es decir, la evaporación) reduce la presión dentro del disco en un promedio del 30%.

El procedimiento se realiza bajo anestesia local, toma de 40 a 60 minutos. Por lo general, se permite caminar al final del día de la manipulación.

Reconstrucción con láser

La irradiación con láser se administra en un modo suave y reconstituyente, después de la punción con una aguja especial.Bajo la influencia del láser calienta el disco intervertebral, y estimula el crecimiento de las células del cartílago. Se forman en un período de hasta seis meses y restauran gradualmente la estructura del cartílago.

Este tipo de cirugía se puede recomendar después de la extirpación de la hernia, para prevenir su recaída, pero se lleva a cabo por separado.

Destrucción del nervio facetario

Con la artrosis de las articulaciones intervertebrales de la región lumbar, aparece un síndrome de dolor. En las articulaciones hay receptores de dolor que pueden ser inactivados por radiación de radiofrecuencia.

El procedimiento de destrucción, que no toma más de 30 minutos, se realiza bajo anestesia local. Sonda a través de una pequeña punción se aplica a los nervios de la faceta, y los receptores del dolor se "apaga" bajo la influencia de las frecuencias de radio.

Período postoperatorio

Considere los principales puntos de rehabilitación después de la cirugía. Dependiendo de la severidad de la enfermedad, las características individuales del paciente (edad, fisiología), el volumen y la complejidad de la cirugía, la recuperación puede tomar de tres meses a un año.

Durante el período de recuperación:

  • manifestaciones neurológicas, dolores desaparecen;
  • la movilidad de la columna vertebral se restaura;
  • la condición está estabilizada;
  • mejora el tono muscular

Todo este tiempo el cirujano, neurólogo y rehabilitólogo operado por un médico observa la condición del paciente y corrige los procedimientos de recuperación. Los esfuerzos de especialistas están dirigidos a la prevención de la enfermedad, al regreso de la capacidad de trabajo completa del paciente.

En el período de rehabilitación temprana (las primeras 1-2 semanas), está prohibido sentarse y andar en transporte sentado, levantar más de 5 kg, agacharse y girar, realizar varias cargas, incluso ligeras, sin un corsé especial.

Deportes de juegos prohibidos, ciclismo, masajes y terapia manual, fumar y beber alcohol.

En el período tardío (2-8 semanas) antes de la carga, debe calentarse. No se puede tomar mucho tiempo en el transporte, sentarse o pararse, estar en una posición incómoda, levantar más de 8 kg, supercool. El uso prolongado del corsé también está prohibido, debido a esta atrofia de los músculos dorsales.

En cualquier período, se recomienda descansar durante el día en decúbito prono durante al menos media hora. Todas las cargas anteriores regresan de forma estrictamente gradual.

Un enfoque individual es importante aquí.Se le puede recetar medicamentos, fisioterapia, terapia física, kinesiterapia, tratamiento de sanatorio.

Ser o no ser

Muchos pacientes están preocupados por las consecuencias de la cirugía. Sorprendentemente, las posibilidades de una recuperación completa del paciente con tratamiento conservador pueden ser más del 90%, y con una radical, apenas del 40%.

Lista incompleta de complicaciones:

  • progresión de la osteocondrosis (protrusión, hernia) y reanudación del dolor en el 90% de los pacientes operados después de unos meses;
  • la formación de adherencias y cicatrices en el canal vertebral (con estenosis secundaria, es decir, obstrucción, el canal espinal está completamente recuperado por solo el 30% de los pacientes);
  • parálisis irrecuperable de las extremidades superiores o inferiores, o deterioro permanente de las funciones de los órganos pélvicos en caso de lesión de la médula espinal o fibras nerviosas por el instrumento.

Entonces, la cirugía es una forma bastante rápida de resolver problemas, pero no es "curativa" en sí misma, porque no es capaz de influir en los mecanismos bajo la influencia de la cual se forma la hernia intervertebral.

La intervención quirúrgica debe llevarse a cabo con indicaciones estrictas y únicamente para prevenir complicaciones al comprimir las estructuras de la médula espinal.En general, la Organización Mundial de la Salud recomienda que solo opere un 1% de los pacientes.

Hoy en día, los especialistas progresistas en el campo de la vertebrología creen que el tratamiento conservador tradicional es la única forma posible de restaurar la salud. Con la ayuda de técnicas modernas, se puede lograr una recuperación total en el 65-95% de los casos.

Todo depende de la gravedad del estado del paciente, de su paciencia y disposición para cumplir con las prescripciones de los médicos. No se olvide de la cantidad suficiente de actividad motora para la columna vertebral, lo más frecuente es que ayude al movimiento a superar la enfermedad.

Loading...