¿Cómo tratar la protrusión de los discos de la columna lumbar?

¿Cómo tratar las protuberancias de la columna lumbar? Lo primero es importante recurrir a un especialista a tiempo. En este caso, puede deshacerse de la enfermedad de forma rápida y efectiva.

Protrusión del disco: información sobre la enfermedad

La protrusión es la forma más común de trastornos del disco intervertebral distróficos. La patología puede ocurrir en cualquier parte de la columna vertebral, pero con mayor frecuencia ocurre en la región lumbar. Esto se debe al hecho de que el lumbar tiene la mayor carga. Hay varias razones para la protrusión de la columna lumbar. Entre los médicos más comunes, llame a lo siguiente:

  • lesiones, más a menudo en atletas;
  • estilo de vida sedentario;
  • trastornos metabólicos;
  • nutrición irracional;
  • falta de actividad física razonable;
  • otras enfermedades, por ejemplo, osteocondrosis;
  • cambios de edad

La protrusión, por regla general, procede de forma asintomática.

La sintomatología se manifiesta solo en el caso en que las terminaciones nerviosas están atascadas. Este es el mayor problema, ya que generalmente comienza a tratar la protrusión de la columna lumbar cuando ha causado complicaciones.

Volver a los contenidos

Etapas y síntomas de la enfermedad

La enfermedad pasa por varias etapas de desarrollo.

  1. Protrusión de disco. Esto se debe al desplazamiento del núcleo pulposo, como resultado de lo cual presiona el anillo fibroso. Como resultado, se forma una convexidad.
  2. En realidad protrusión. Los límites externos del anillo fibroso aún mantienen el núcleo, pero hay un aumento significativo de la convexidad. Como resultado, la columna vertebral está bajo una fuerte presión.
  3. Disco herniado El anillo fibroso ya no puede contener el núcleo. Además, la carga es tan grande que el anillo simplemente se rompe. La ruptura conduce al hecho de que parte del núcleo pulposo salpica fuera de los límites del anillo.

Tarde o temprano la enfermedad se hace sentir por una serie de síntomas característicos. Entre ellos se encuentran los siguientes:

  • sensación de rigidez en la parte inferior de la espalda;
  • sensaciones locales de dolor;
  • entumecimiento de los dedos de los pies y los pies;
  • debilitamiento de los músculos de las extremidades inferiores;
  • disminución de la movilidad y elasticidad de los músculos;
  • disfunción de la vejiga (no se observa en todos los pacientes).

Cuán brillantes se manifestarán estos signos, depende del grado de protrusión del disco.Vale la pena señalar que todos los signos de la enfermedad son neurológicos y son causados ​​por la compresión de las raíces de la médula espinal.

Volver a los contenidos

Diagnóstico y tratamiento de protrusión

Ante los primeros signos de la enfermedad, debes ver a un médico. El médico tratante dirige al paciente a un diagnóstico, en base a los resultados de los cuales, a continuación, prescribe el tratamiento para la protrusión de la columna lumbar. Para el diagnóstico, use resonancia magnética y tomografía computarizada.

Se prescribe un tratamiento conservador, es decir, inoperable para la mayoría de los pacientes. La principal tarea de dicha terapia es hacer frente al dolor y la inflamación, la eliminación de los espasmos musculares. Después de esto, es extremadamente necesario fortalecer el corsé muscular de la columna vertebral. Dependiendo del cuadro clínico, al paciente se le puede asignar uno de los regímenes de tratamiento:

  1. Terapia farmacológica Se prescribe si la enfermedad se encuentra en una etapa aguda y experimenta dolor severo. En este caso, se muestran analgésicos y fármacos antiinflamatorios no esteroideos. Los analgésicos reducen el dolor y los no esteroides reducen el foco de la inflamación, lo que reduce la presión sobre las terminaciones nerviosas.
  2. Terapia no farmacológica.Independientemente de la gravedad de la enfermedad, siempre se prescribe fisioterapia al paciente. Consisten en el hecho de que el cuerpo del paciente se ve afectado por diversos factores físicos: térmicos, eléctricos, de onda o mecánicos.

La ventaja de estos procedimientos es que tienen una carga mínima en el cuerpo, pero al mismo tiempo mejoran significativamente la condición del paciente.

Volver a los contenidos

Fisioterapia con protrusión

Como regla general, todos los médicos prescriben fisioterapia. Entre los procedimientos que han demostrado ser los mejores, uno puede destacar lo siguiente:

  1. Terapia de ondas de choque. Elimina la compresión de las terminaciones nerviosas, fortalece los músculos dorsales e incluso mejora la postura. Acelera el proceso de recuperación después de las lesiones. Es un método excelente para prevenir el desarrollo repetido de protuberancias.
  2. Terapia con láser El procedimiento tiene un efecto beneficioso sobre el metabolismo, alivia el dolor y reduce el proceso inflamatorio, mejora la nutrición de los tejidos y fortalece la inmunidad general.
  3. Terapia magnética El procedimiento mejora el proceso de suministro de sangre, mejora el metabolismo, alivia el dolor y reduce la inflamación, promueve la curación del tejido.
  4. AcupunturaEl impacto en ciertos puntos con agujas tiene un efecto anestésico y antiinflamatorio. Además, el procedimiento aumenta la resistencia del cuerpo, mejora el metabolismo.
  5. Gimnasia terapéutica. Se prescribe a todos los pacientes después de la medicación. Esta es la base de toda terapia no farmacológica. Tiene un efecto curativo y preventivo. Este es su principal valor terapéutico.

En los casos más extremos recurrir al tratamiento quirúrgico de la protrusión de la columna vertebral. Rara vez se receta. El hecho es que cuando se elimina la protrusión, el anillo fibroso se rompe, lo que en la mayoría de los casos se convierte en la causa de la recurrencia de la enfermedad.

La operación se establece cuando, como resultado de la protrusión, se rompen los nervios de la médula espinal.

Mira el video: Protrusión de disco o discal - Qué es, causas, síntomas y tratamiento (Octubre 2019).

Loading...